Tras dos meses persiguiéndolo, conseguí entrevistar a Fran y, como siempre, la experiencia es solo para valientes.