Miguel y Fran deciden enfrentarse al juego de las manías para saber a qué atenerse antes de vivir juntos.